-GALERIA DE IMAGENES- .-Frases Celebres de Niños-. acido folico Actividades Actividades por la Infancia adopción Agresividad Ahorro alergias alimentación animales ANIVERSARIO Anorexia y Bulimia en Infantes Ansiedad Infantil Apego Autismo y Síndrome de Asperger Autoridad Baby Einstein baile bebe bebé Biberones Bloganiversario Boletines Oficiales Canciones Infantiles cansancio infantil Carnaval Cartel celos chupete coeducación Conductas de la Infancia control de esfinteres Crecimiento y Desarrollo Cuentos Decoración Infantil Depresion anaclitica Descargas Diabetes Dientes Disfraz Dislexia divorcio ecografía Educación educación sexual Educación Vial embarazo ESCUELA Estimulacion Temprana Familia Fantasias Infantiles Fertilidad fiebre Gripe A guarderias Guia Hermanos Higiene hiperactividad hospitalismo inmigración Integración internet iPad Juegos y juguetes la muerte Labio leporino/paladar hendido lactancia Lateralidad Lectura lenguaje Libros para niños Libros para padres Ludoteca Lunch madres Manualidades masajes del bebé masturbación infantil medicamentos Medio Ambiente Medios miedos infantiles Música Nanas Navidad nombres Noticias Nutriciòn Onicofagia pañal parto Pascua Peliculas Infantiles personalizar Piojos Plástica Infantil prematuros Premios Psicomotricidad. Reciclaje recien nacido regalos Revistas Riesgos Infantiles ropa salud Seguridad shantala Sindrome de Rett Sindrome Down sobreprotección Sociedad solicitudes Sorteos STRESS sueño infantil Tabaco TDAH televisión Tercer Mundo TRANSTORNO BIPOLAR Vacaciones vacunas Videos vinilos Vuelta al Cole

Los abuelos, la opción más recurrente..


En las nuevas estructuras sociales, donde la madre y el padre trabajan, es un dilema decidir quién cuidará a los niños. La opción más segura y económica es, en la mayoría de los casos, dejar a los pequeños con los abuelos.
La función de canguros que desempeñan los abuelos durante la época estival es, en la mayoría de los casos, muy beneficiosa para todas las partes implicadas: ayuda a los niños a comprender el concepto de evolución y continuidad de la familia, además de mejorar su afectividad; proporciona a los padres la tranquilidad de dejar a sus hijos en buenas manos... de manera gratuita (los abuelos no cobran por sus servicios), y los mayores se sienten útiles y activos.

Colonias
Son la alternativa más segura y cómoda, especialmente para los más pequeños (pueden acudir niños desde los 4 años). El alojamiento se realiza en casas o albergues preparados para acoger grupos numerosos. Los programas combinan actividades pedagógicas y lúdicas. Bajo la supervisión de monitores se realizan juegos, excursiones, talleres creativos, teatro, deportes e idiomas. Colegios, ayuntamientos y diputaciones son los principales encargados de organizar cada año estos encuentros para los más pequeños. La Caja de Burgos ofrece a 344 niños burgaleses de entre 10 y 12 años la posibilidad de disfrutar de unos días de diversión en el palacio renacentista de Saldañuela. La estancia en estas colonias tiene un coste aproximado de 145 euros. Otra entidad financiera que también organiza colonias es la BBK (Bilbao Bizkaia Kutxa). Las colonias de la Obra Social de la BBK están dirigidas a niños y niñas de entre 7 y 13 años.

Campamentos
Son similares a las colonias, pero en ellos los niños conviven en tiendas de campaña instaladas provisionalmente en parajes naturales, por lo que se acentúa más el contacto de los pequeños con la naturaleza. Además, la acampada ayuda a desarrollar la camaradería y el trabajo en equipo, y potencia la agilidad y la buena psicomotricidad.

Se desarrollan todo tipo de actividades relacionadas con el medio ambiente, como la observación de plantas y animales, excursiones por el entorno o itinerarios ecológicos.

Últimamente se han puesto de moda los campamentos con actividades multiaventura en los que los niños pueden iniciarse, bajo las directrices y vigilancia de profesores y monitores especializados, en la práctica de diversas modalidades deportivas: escalada, vela, equitación, bicicleta de montaña, piragua, tiro con arco...

Ayuntamientos, diputaciones, colegios y organismos culturales organizan campamentos de verano en los que una estancia de 15 días puede costar entre 90 y 390 euros.

Granjas Escuela
En estos centros, los pequeños urbanitas toman contacto con el medio rural. Aprenden a ordeñar una vaca, a recoger los huevos de las gallinas, trabajan la huerta, preparan pan y galletas, etc. Paralelamente, también pueden participar en actividades suplementarias como talleres de teatro o manualidades, deportes o cursillos de idiomas.

El precio varía según se trate de un establecimiento de carácter público (dependiente de diputaciones o ayuntamientos) o que sea privado. El coste medio por semana de estancia es de 180 euros.

Ludotecas, ocio urbano
Sin necesidad de salir de la ciudad, las ludotecas constituyen una interesante opción para evitar que los niños pasen inactivos todo el día. Promovidos por ayuntamientos e instituciones, las ludotecas son locales destinados al ocio infantil enfocado desde una perspectiva informal de educar. O lo que es lo mismo, intentan cumplir con una serie de objetivos educativos a través de actividades lúdicas. Estos centros ofrecen a los niños la oportunidad de utilizar juegos de los que no disponen en casa por su precio elevado. Además, les permiten participar en juegos organizados por animadores que son profesionales de la educación. Las distintas actividades logran reunir a niños de edades similares que a través de la interacción y la cooperación, se desarrollan física, emocional y cognitivamente.

Deporte urbano
El verano es una época ideal para que los niños practiquen o se inicien en algún deporte. Son numerosos los ayuntamientos, polideportivos municipales y clubes privados que organizan cursillos a precios asequibles.

En Madrid, el Club Estudiantes pone desde hace años el Campus de entrenamiento. En este caso es una actividad diurna, por lo que los niños de entre 6 y 14 años vuelven cada noche a casa. El precio de este prestigioso campus es de 239 euros.

También los equipos de fútbol organizan campus y escuelas de verano para los más pequeños. El Valencia C.F pone en marcha por segundo año consecutivo un campus para niños y niñas de 8 a 12 años. En este caso se puede pasar una semana íntegra, con noches incluidas, durante el mes de julio por un precio de 450 euros. También ofrece la posibilidad de no pernoctar, con lo que el precio se reduce a 270 euros. En esta estancia, los más pequeños, además de ejercicios y entrenamientos deportivos dirigidos al fútbol, cuentan con un profesor de inglés, natación, piscina, excursiones y charlas sobre alimentación y vida sana.

En las zonas costeras encontramos numerosos cursos y estancias para aprender diversos deportes acuáticos. En la mayor parte de las localidades litorales de la Comunidad Valenciana y Andalucía los ayuntamientos organizan cursos de vela, submarinismo o navegación. Los precios oscilan entre los 87 euros o los 421 euros de seis días de navegación en el velero Zorba de Greenpeace.

El ayuntamiento de Bilbao ofrece a los niños del municipio con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años la posibilidad de iniciarse en todo tipo de modalidades deportivas durante el mes de julio. Patinaje, juegos populares, tenis, aeróbic, badminton, hípica, surf o piragüismo son algunos de los deportes que los bilbaínos más pequeños pueden practicar una vez que sus padres abonen los 30 euros que cuestan dichas actividades.

Cursos de idiomas
Una modalidad que cuenta cada vez con más adeptos son los cursos de idiomas organizados en campamentos, albergues o colonias. Niños a partir de 4 años pueden pasar parte de sus vacaciones escolares complementando el estudio de un idioma con otras actividades como talleres culturales, música y deportes. Un curso de inglés de 15 días en contacto con la naturaleza cuesta entre 206 y 600 euros. Otra posibilidad es enviar a los niños a estudiar un idioma en otro país. Esta opción sólo se baraja a partir de ciertas edades, y cuando los niños son autónomos y con capacidad para aguantar más de una semana sin su familia. Desde internados para preadolescentes y adolescentes (clases de idioma, excursiones organizadas, alojamiento en el propio colegio, tutores que se responsabilizan íntegramente de los menores), hasta entidades privadas que buscan alojamientos particulares para que los niños o adolescentes convivan con una familia, las posibilidades son variadas. El precio de las estancia en familias, con clases de idioma y ciertas actividades programadas oscila entre los 1.560 euros (un mes en Francia) a los 1.953 euros (cuatro semanas en Inglaterra). La estancia en régimen de internado, suele duplicar el precio de una estancia en familia.

Fuente: Consumer Eroski