-GALERIA DE IMAGENES- .-Frases Celebres de Niños-. acido folico Actividades Actividades por la Infancia adopción Agresividad Ahorro alergias alimentación animales ANIVERSARIO Anorexia y Bulimia en Infantes Ansiedad Infantil Apego Autismo y Síndrome de Asperger Autoridad Baby Einstein baile bebe bebé Biberones Bloganiversario Boletines Oficiales Canciones Infantiles cansancio infantil Carnaval Cartel celos chupete coeducación Conductas de la Infancia control de esfinteres Crecimiento y Desarrollo Cuentos Decoración Infantil Depresion anaclitica Descargas Diabetes Dientes Disfraz Dislexia divorcio ecografía Educación educación sexual Educación Vial embarazo ESCUELA Estimulacion Temprana Familia Fantasias Infantiles Fertilidad fiebre Gripe A guarderias Guia Hermanos Higiene hiperactividad hospitalismo inmigración Integración internet iPad Juegos y juguetes la muerte Labio leporino/paladar hendido lactancia Lateralidad Lectura lenguaje Libros para niños Libros para padres Ludoteca Lunch madres Manualidades masajes del bebé masturbación infantil medicamentos Medio Ambiente Medios miedos infantiles Música Nanas Navidad nombres Noticias Nutriciòn Onicofagia pañal parto Pascua Peliculas Infantiles personalizar Piojos Plástica Infantil prematuros Premios Psicomotricidad. Reciclaje recien nacido regalos Revistas Riesgos Infantiles ropa salud Seguridad shantala Sindrome de Rett Sindrome Down sobreprotección Sociedad solicitudes Sorteos STRESS sueño infantil Tabaco TDAH televisión Tercer Mundo TRANSTORNO BIPOLAR Vacaciones vacunas Videos vinilos Vuelta al Cole

TRANSTORNO BIPOLAR INFANTIL II


¿Cómo afecta la enfermedad el desempeño académico y las relaciones sociales del niño?


El déficit en la capacidad de mantener la atención o cambiarla a otra actividad, así como la dificultad para controlar sus movimientos después que los inician, son deficiencias que pueden repercutir de manera importante en la conducta en el salón de clases y en la capacidad de tener relaciones estables con sus compañeros. Otras características frecuentes del Trastorno Bipolar en la Infancia son la tendencia a distraerse, soñar despierto, ser impulsivos, brotes de energía que son difíciles de controlar para el niño y que lo llevan a cometer actos o comportamientos irritantes, así como a ser entrometidos o hacer interrupciones repentinamente.

Los padres, los maestros y los compañeros encuentran problemático el manejo de conductas que aparecen usualmente entre los seis y los ocho años, tales como la terquedad, la oposición y el ser mandones. Además, las personas relacionadas con alguien con Trastorno Bipolar tienden a tener tendencias a tomar riesgos, a desobedecer a las figuras de autoridad, así como una gran probabilidad de adicción a drogas como la marihuana y la cocaína. Adicionalmente, un alto porcentaje de niños con Trastorno Bipolar tienen al mismo tiempo problemas de aprendizaje, una discapacidad que puede repercutir de manera negativa en su desempeño académico y autoestima.


¿Deben los padres informar a los maestros?

Los maestros necesitan ser informados sobre los síntomas y las características del Trastorno Bipolar en la Infancia.
La mayoría de las familias han encontrado que muchos maestros pueden convertirse en aliados después de que comprenden completamente los problemas que vive el niño día a día. El punto de vista de un maestro acerca de un niño está limitado por el período de tiempo en que conviven, que es cuando la mayoría de los niños bipolares son menos excitables y pueden tolerar y responder adecuadamente a las reglas sociales que pone el maestro. A menudo, los maestros observan solamente los problemas de atención del niño, sus movimientos inquietos y el ocasional exceso de energía que es difícil de controlar para el niño, pero no ven los berrinches explosivos.


¿Cómo se trata el Trastorno Bipolar en la Infancia?

La primera etapa del tratamiento es estabilizar el estado emocional del niño y tratar las perturbaciones del sueño y síntomas psicóticos. Una vez que el niño está estable, una parte muy importante para un plan de tratamiento completo incluye una terapia que le ayude a él/ella a comprender la naturaleza de la enfermedad, así como la forma en que afecta sus emociones y su comportamiento.
Debido a que hay pocos estudios de tratamientos hechos con niños, la mayoría de los médicos utilizan drogas que han tenido éxito en pruebas hechas con adultos con Trastorno Bipolar. Para estabilizar los estados emocionales los medicos recetan el carbonato de litio (Lithobid, Lithane, Eskalith), divalproex sodium (Depakote, Depakene), y la carbamazepina (Tegretol). Nuevas drogas como la gabapentina (Neurontin), lamotrigina (Lamictal), y topirimate (Topomax) están actualmente
en la etapa de estudios clínicos y se están utilizando en niños (No se recomienda el Lamictal en niños menores de 16 años).

Nuevos medicamentos que se utilizan con frecuencia para el tratamiento de síntomas psicóticos y conducta agresiva son la risperidona (Risperdal) y la olanzapina (Zyprexa), mientras que la thioridazina (Mellaril), la trifluperazina (Trilafon), y haloperidol (Haldol) siguen disponibles. Clonazepam (Klonopin) y lorezapam (Ativan) también se utilizan para tratar los estados de ansiedad, para inducir el sueño, y para poner freno en los altibajos de los ciclos rápidos de actividad y energía.

¿Qué sucede cuando se usan drogas antidepresivas?

Hay varios estudios que han reportado porcentajes muy altos de manía o hypomania (ciclos rápidos) en niños con Trastorno Bipolar que reciben drogas antidepresivas de cualquier clase. Adicionalmente, el niño puede experimentar un aumento notable en irritabilidad y agresividad. El curso de la enfermedad puede alterarse si se recetan solo antidepresivos sin medicamentos estabilizadores de los estados de ánimo.